El arraigo familiar es una de las circunstancias excepcionales que la Ley de Extranjería contempla para que un inmigrante en situación irregular pueda obtener un permiso de residencia y trabajo. A diferencia del arraigo social o del laboral, el arraigo familiar no exige al solicitante, la acreditación de ningún periodo de residencia continuada en España…